Asistente de aparcamiento automático

Existen numerosos asistentes para el aparcamiento. Lo que sucede es que el conductor tiene que accionar el cambio, insertando la marcha atrás o la marcha adelante, según corresponda, y tiene que pisar el acelerador o el freno cuando sea preciso. El asistente le va dando instrucciones al conductor a través de la pantalla multimedia.

Ya a día de hoy en algunos vehículos eléctricos sólo hay que indicar en qué plaza queremos aparcar y el vehículo realizará toda la maniobra.

También se están poniendo en marcha nuevas tecnologías que permiten que en los próximos años el vehículo pueda aparcarse solo sin estar el conductor en su interior. Esto es una gran ventaja, aparte de la comodidad que supone, es que se puede aparcar el coche en plazas más estrechas y aprovechar mejor el espacio, ya que no hay que dejar márgenes para poder abrir las puertas y subir o bajarse del coche.

 

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: