Sistemas de cambios

En los últimos años se han desarrollado sistemas de cambio más eficientes, rápidos y cómodos que han hecho que el cambio manual poco a poco se vea relegado por éstos últimos sistemas más avanzados:

Transmisión variable continua (CVT)

Es una transmisión que puede cambiar a través de un número infinito de relaciones de cambio efectivos entre los valores máximos y mínimos. Esto contrasta con otras transmisiones mecánicas que ofrecen un número fijo de relaciones de transmisión. Este sistema utiliza una cinta de fricción impulsada por dos poleas que cambian su diámetro sobre la marcha. Está presente en modelos de combustión y en algunos híbridos del mercado.

Ofrece una eficiencia algo inferior a la de una transmisión manual, pero que puede ser compensado por un menor coste de producción y permitiendo que el motor funcione en sus revoluciones más eficientes para una gama de velocidades del vehículo.

Trasmisión eléctrica variable continua (eCVT)

Equipado en modelos híbridos e híbridos enchufables, este sistema de marchas utiliza un conjunto de engranajes diferencial planetario para combinar la potencia de dos motores eléctricos y el motor de combustión.

Funcionamiento sistema eCVT del Chevrolet Volt

Doble embrague (DCT)

Es un tipo de caja de cambios semiautomática secuencial, cuyo funcionamiento se basa en la utilización de un sistema robotizado de doble embrague y doble conjunto de selectores de marchas; uno para las marchas pares y otro para las impares. Su funcionamiento se puede seleccionar entre el modo totalmente automático y el modo manual/secuencial, con mandos al volante o en la misma palanca selectora.

El funcionamiento se basa en que mientras está engranada una marcha, y conectada mediante su correspondiente embrague, está también engranada, aunque desconectada, la superior o inferior. El cambio no consiste en desengranar una marcha y engranar otra, sino en embragar una de las cajas y en desembragar la otra. Este procedimiento es mucho más rápido que el de un cambio normal, y tiene la ventaja de que las ruedas nunca dejan de recibir fuerza del motor.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: