Control de crucero adaptativo

El control de crucero adaptativo amplía las funciones del sistema de control automático de la velocidad, añadiendo un sensor de radar para mantener automáticamente la distancia correcta con respecto al vehículo que circula por delante. Si el coche se aproxima a un vehículo que circula más lentamente por delante, el control de distancia automático decelera el coche a fin de mantener la distancia programada por el conductor. Una vez despejada la carretera, el coche acelera hasta la velocidad de crucero seleccionada. De esta forma, el control de distancia automático mejora tanto el confort de conducción como la seguridad.

Estos sistemas se completan con los sistemas de frenado automático, normalmente a baja velocidad, que frenan y paran por completo el coche si es preciso. En atascos de tráfico en autovías, este sistema funciona bastante bien siguiendo al coche que tenemos delante, guarda la distancia de seguridad, frena cuando es necesario, se para y acelera para volver a reanudar la marcha y así tantas veces sea oportuno. Estos sistemas van asociados a cajas de cambio automáticas.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: