Suspensión inteligente

La principal ventaja de la suspensión inteligente es que consigue una amortiguación adaptativa a las condiciones de conducción, trazado y/o estado del pavimento. Son diferentes los sistemas empleados, desde la utilización de suspensión neumática hasta la amortiguación con fluído magnético.

Este tipo de suspensión permite al usuario poder adaptar la amortiguación a su gusto. Además, debido a que el sistema lee constantemente las condiciones del asfalto y los parámetros dinámicos del coche, siempre adapta las suspensiones a su ajuste óptimo, por lo que el compromiso comodidad/dinamismo/seguridad es muchísimo mejor que un tipo de suspensión no regulable.

El sistema inteligente ajusta en milésimas de segundo la suspensión, por lo que pasar de una cómoda suspensión que filtra los baches de una forma muy eficaz a una suspensión dura para que el coche reaccione lo mejor posible a una conducción dinámica.

Gracias a este control se consigue mayor adherencia del vehículo al terreno, con lo que se aumenta la seguridad en la conducción. Las ventajas son palpables en materia de seguridad, confort, dinámica de comportamiento y agrado de conducción.

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: